sábado, 7 de abril de 2012

ZOMBIS CONTRA JUEZ DREDD: EL DÍA DEL JUICIO


 Creado por John Wagner y Carlos Ezquerra para la muy recomendable revista británica de cómic de ciencia ficción 2000 A.D., el temible Juez Dredd  no podía librarse de la oleada de zombificación que sufre toda creación de ficción de nuestros días. Ediciones Kraken ha puesto en las manos del aficionado un tomo que recopila el brote zombi en el mundo del Juez Dredd escrito por Garth Ennis y dibujado por Peter Doherty y Carlos Ezquerra (me gusta más el dibujo de Ezquerra, por cierto). 
 
 A veinte euros (se les ha ido un poco la mano, en mi opinión, el cómic se está convirtiendo en uno de los pasatiempos más caros de nuestros días…), el aficionado al Juez Dredd tiene que tragar y aflojar porque la colección de viñetas que nos ofrece es una zambullida en toda regla en las peripecias del policía, juez y verdugo más célebre de Megacity Uno. 
 
Además ha interacción con otras grandes urbes del mundo de Dredd con sus particulares características y aparece como estrella invitada el cazarrecompensas mutante Perro de Estroncio y anda por ahí también la Juez Hershey (lo mejor de la película  que hicieron con Stallone era ese juez femenino interpretado por Diane Lane, si me permiten la opinión). 
 







Todo empieza con Dredd y una colega dirigiendo el entrenamiento con peligro real de un grupo de cadetes en una mina, un arranque que deja clara la faceta más western del personaje (los jueces, entre muchas otras cosas, son algo así como la caballería del lugar, patrullando por el desierto y peleándose con esa variante de los indios que son los mutantes en la Tierra Maldita). 
 
El Necromagus llega desde el futuro y empieza a levantar legiones de muertos en todo el planeta. Sesenta millones de cadáveres se levantan de sus tumbas en la Tierra Maldita y empieza la batalla por defender el muro oeste de Megacity Uno. El Juez Dredd tendrá que tirar del Colt Widowmaker, que reemplaza al fusil Lawrod mientras en Hondo City, al versión japonesa de Megacity Uno, tiran del cañón sónico Skreemer y de todo el armamento y colegas que pueden reunir para mantener a los muertos fuera de las ciudades.
Además deben localizar el origen del problema y mandar un comando suicida a solucionar la cuestión en plan doce del patíbulo, pero con jueces de todo el mundo. 
 
Un relato épico en toda regla en el que Ennis se pone las botas repartiendo muertos por todo el orbe y poniendo patas arriba la geografía del universo de Dredd, que va a perder varias urbes y millones de habitantes en esta versión del Armagedón zombi unificada bajo el título de El día del juicio y publicada por entregas en la revista 2000 A.D.  
 

No hay comentarios: