viernes, 27 de abril de 2012

LOS VENGADORES. CLAVE 4: ¡ESO SÍ ES UN HELITRANSPORTE!

En 1998 la tele estrenó Nick Furia: agente de Shield, con David Hasselhoff poniéndose el parche. Para ser lo que era, no estaba mal. Y además, lo confieso, me gustó ver en pantalla el Helitransporte de la organización Escudo en pleno vuelo... aunque cantaba la Traviata...

Había que conformarse con poco. Incluso aceptar al vigilante de la playa como Furia.
 Pero eso no era nada comparado con el Helitransporte de Los Vengadores. Es como comparar un Seat 600 o el Troncomóvil de Pedro Picapiedra con el Batmóvil del Caballero Oscuro.
¡Esto sí es un Helitransporte!
El decorado de Los Vengadores tiene la misma alma que dos locuras geniales diseñadas por el maestro de los decorados Ken Adam: la sala de guerra del Pentágono en Teléfono rojo, de Stanley Kubrick (sí, la misma por la que preguntó Ronald Reagan cuando llegó a la Casa Blanca, y le tuvieron que decir que eso eran cosas del cine, que no había tales dependencias)...
 
 y la base sumergible del villano Karl Stromberg (Curt Jurgens, alias Miguel Strogoff) en una de mis favoritas de la serie Bond: La espía que me amó.
 Pero todo eso cocinado con más pasta y el respaldo de los efectos visuales de última generación.

 
 
Y el momento en el que "vemos" por primera vez lo que es realmente el Helitransporte junto a Steve Rogers y Bruce Banner deja muy claro lo listo que ha sido Whedon al repartir sus piezas por el tablero de Los Vengadores.
Los decorados vuelven a ser tan épicos como solían y a su manera son también protagonistas.
 

No hay comentarios: