jueves, 26 de abril de 2012

LOS DIARIOS DEL RON, O ¿POR QUÉ CARAJO ME METÍ A PERIODISTA?

 Ayer por la mañana estuve viendo en un pase para prensa Los diarios del ron, una versión de la Dolce Vita estilo Periodismo Gonzo, adaptación de la novela de Hunter S. Thompson que protagoniza y produce Johnny Depp. Dicho sea de paso, es un alivio verle alejarse del capitán Jack Sparrow y tocar otros palos, bastante más contenido que en la otra película que protagonizó sobre una obra del mismo autor, Miedo y asco en Las Vegas.
La película me ha enganchado tanto que casi he conseguido recordar por qué carajo se me ocurrió meterme a esto del periodismo y en qué estaba pensando cuando decidí dejar de escribir sobre medicina y salud para dedicarme sólo a escribir sobre cine.
Supongo que pensaba en ver películas, fundamentalmente.
Mucho mejor que escribir sobre tumores de testículos.
Se lo aseguro.
Creo que ha llegado el momento de volver a sacar de la estantería todos los libros de Charles Bukowski, además de Los ángeles del infierno, Miedo y asco en Las Vegas y En la carretera con los Rolling, de Hunter S. Thompson, sin olvidarse de los imprescindibles libros de proxenetas de Iceberg Slim, Pimp: la historia de mi vida y Trick Baby.
Cuestión de mirar la vida con otros ojos. 
Con todo eso y Cosecha roja de Dashiell Hammett lo mismo consigo recordar del todo por qué me metí en este baile, además de para ver películas, claro.




No hay comentarios: