viernes, 6 de abril de 2012

FLASH, BATMAN Y FLASHPOINT

 
Barry Allen despierta en una realidad que no es la suya o en un mundo que no conoce, en el que Atlantis ha invadido Europa y las Amazonas han atacado Londres. Nadie conoce a Supermán, Batman no es quien debería ser, Aquaman está enfrentado a muerte con Wonder Woman, Alaska es la Tierra de los No-Muertos, Brasil ha caído bajo la ocupacion nazi y África está bajo el control de los gorilas. Y eso sólo es el principio de cinco números trepidantes que agrupados bajo al saga Flahspoint son el canto del cisne del Universo DC tal y como lo conocemos, el pórtico por el que se pasó a la puseta a cero de la numeración de las colecciones de la editoria DC, un volantazo de imprevisibles consecuencias para todos los personajes. 
En España además Flashpoint se ha convertido de algún modo en el punto de partida de una nueva editorial que se ha hecho cargo desde enero de 2012 de la publicación de las colecciones de DC en nuestro país,  ECC.
 
Dejando de lado la idea de partir de cero en las colecciones, que no ha sentado nada bien a la mayoría de los lectores y seguidores del Universo DC, lo cierto es que la saga de Flashpoint es un muy buen ejercicio de ucronía aplicado a la saga de Flash, reclutando como secundarios a pesos pesados del panteón DC como un Batman distinto al que conocemos, y Ciborg renovado, un Shazam que responde a unas claves diferentes de las que nos han explicado hasta el momento, además de todo el elenco de villanos y supervillanos que han tenido a bien reclutar para esta peripecia pero cambiándolos a veces incluso radicalmente. Basta decir que Aquaman y Wonder Woman se han convertido en dos genocidas en Europa para hacerse una idea de por dónde van los tiros en esta miniserie que además es el punto de partida para los nuevos 52 números 1 que tanta polémica han suscitado entre los aficionados a las viñetas.
De lo mejor que he leído en cómics de superhéroes en los últimos tiempos.
Al guión Geoff Johns. Y a los dibujos uno de mis artistas del cómic favoritos, Andy Kubert.
Además hay que decir que, al contrario que las sagas de Green Lantern, La noche más oscura y El día más brillante, esta tiene un guión que se entiende perfectamente y no nos vuelve locos, ni se vuele loco al tener que manejar un protagonismo coral, quizá porque en esta ocasión no ha protagonismo coral, sino que el tema está mejor y más centrado como una aventura de Flash de lo que lo estaba en las colecciones citadas con Green Lantern.






No hay comentarios: