lunes, 26 de marzo de 2012

SOBRENATURAL, TEMPORADA 7, EPISODIOS 16 y 17

Para ser sincero, en los tres últimos capítulos de la serie Sobrenatural me había echado unos sueños muy majos. Me producían sopor, embotamiento de los sentidos, muermo, llevándome a una especie de duermevela. Sin saber por dónde tirar en los guiones se cargaron además a uno de los personajes más carismáticos de la serie, no diré cual para no reventar spoiler, y de paso, se pusieron excesivamente tristones, llorones, y algo babosillos con el problemilla de Sam. Francamente, llegó a caerme bien el demonio que le da la brasa al chaval, que por lo menos era el contrapunto cómico del asunto que echaba de menos en el resto de las tramas. Además, Crowley no aparecía por ningún lado, y los leviatanes estaban desaparecidos en combate casi del todo. Y eso que se supone que son la línea de continuidad de esta séptima temporada.
El pasado viernes vi el capítulo 16 y mejoró algo la cosa. Tampoco para tirar cohetes, pero algo. Volvían al camino más o menos aceptable, con un arranque gore que recogía el testigo, en plan guiño, de la película Cisne negro, y aunque no había desarrollo completo de las posibles bromas con el personaje de Dean convertido en bailarín, la cosa funcionaba. Ojo que aquí viene el SPOILER. Ayer, cuando reapareció en el capítulo 17 un personaje esencial de la saga, Castiel, del que también habían prescindido –si quieren que les revienten el spoiler pueden meterse en twitter o cualquier otra red social y se lo cuentan con pelos y señales, pero yo paso de decirles más para no cargarme el invento-, la cosa mejoró notablemente. Incluso se recuperó una pieza para el humor, que es elemento esencial en la serie y tenían bastante olvidado últimamente con tanto lloriqueo en plan nenaza.
Esperemos que el final del capítulo no sea una manera de volver a dejar al ángel de la gabardina olvidado en el cajón, porque está claro que la serie se resiente, y mucho, de algunas ausencias en personajes que además contribuyen a darle más solidez al conjunto, porque sólo con los Winchester arriba y abajo lloriqueando e imitando a Mulder y Scully la cosa no va.
Y que se metan con la movida de los leviatanes ya, leches.

3 comentarios:

Alberto dijo...

Estoy de acuerdo y de desacuero con la critica. Si que es cierto que estos dos últimos capitulos han sido de los mejores de la temporada y que han seguido con la trama principal, pero de ahí a que los capitulos anteriores hayan sido aburridos. Esta temporada me está gustando mucho más que la sexta que es la más floja sin ninguna duda, y aunque no se avance en la trama, Sobrenatural nunca ha sido una serie con una trama potentisisma, sino que su arma es la originalidad, el humor y esas referencias al mundo del cine y el frikismo que tantas veces hace Dean en capitulos del "monstruo de la semana". De todas formas es cierto que de los Leviatanes se han olvidado un poco, pero llega el final de temporada, asi que ya no queda nada...

Anónimo dijo...

Una serie que empezó muy bien pero se fue estropeando.

Miguel Juan Payán dijo...

Amigo Alberto, precisamente por la falta de esos comentarios frikis, por el cambio del Chevy Impala, porque me faltan Bobby, Cass, casi no sale Crowley, y por que me parecen menos gamberros que en otras temporadas, es por lo sostengo y mantengo que los tres o cuatro capítulos anteriores al 16 eran más flojos, me aburrieron. Y eso que estaba ocurriendo algo esencial con Bobby, pero es que creo que no le sacaron todo el partido a esa situación. El segundo capítulo de la "desaparición" de Bobby, me sobra, el rollete onírico con su infancia, su padre maltratador y tal. Y cada vez salen menos tías, y Dean no es el ligón habitual, sólo se lamenta y lloriquea, y otras muchas cosas que me faltan en la parte central de esta temporada. Recuerdo aquel capítulo gamberro total con las series de televisión en el que imitaban CSI y otros programas, recuerdo el viaje al oeste, recuerdo el capítulo con Dean y Sam convertidos en protagonistas de una serie de televisión... desdoblándose en ellos mismos, autoparodia total, y genial... Recuerdo aquel viaje al futuro en plan Terminator, con un mundo devastado por la plaga, y todo eso está en temporadas anteriores. Así que ésta me sigue pareciendo, insisto, hasta, y sólo hasta el capítulo 16, más floja que las precedentes. Confío en que ahora la cosa se anime, se pongan las pilas y empiecen a sacarle partido al tema de los leviatanes. Confío en que recuperen el espíritu de la caza...