sábado, 3 de diciembre de 2011

GATOR, EL CONFIDENTE, de Burt Reynolds

Después de verme dos capítulos de la serie Nikita acabo de ver Gator, el confidente, dirigida por Burt Reynolds en 1976 y que además de permitirme ver a Lauren Hutton, alegría para las córneas, me ha dejado todavía más claro que la clave del cine de Reynolds es que nunca se tomó en serio a sí mismo. Le pegaba a la comedia compulsivamente, en plan dispsómano adcito a la risa simplona, facilona y sin mucho sentido, y así se cargó más de una película que como Gator podría haber sido otra cosa. Tenía elementos en el argumento para haberse tomado más en serio toda la intriga, pero se pasa toda la película empeñado en hace el gamberro, soltar risitas y se aleja de la posibilidad de sacarle jugo a un esquema argumental y unos personajes que al menos en la primera mitad parecen salidos de una novela de Elmore Leonard, especialmente en el caso de Gator y Bama, las dos caras de una misma moneda en esta peripecia de delincuentes tipo crook story donde ponen a la policía de torpes para arriba, cuando no de corruptos. Lo que rompe la paciencia del espectador es que de repente se pasa de ir en plan vamos a echarnos unas risas (el personaje del tipo del FBI, el personaje de la tipa de los gatos que tiene informacion, el asalto a los archivos con los gatos a cuestas, que nos saca totalmente de la película...), a tomarse las cosas en plan dramático... Y para redondear al final la cosa se pone melosa, romántica, con una horrible escena de cámara girando en torno a la parejita que produce vergüenza ajena, por topicazo brutal y ladrillero.
Finiquitado el asunto con un intercambio de tortas bien coreografiado pero bastante soso, al final se queda uno con Lauren Hutton como lo mejor de esta secuela de otra película protagonizada por Reynolds interpretando al mismo personaje, Gator McClusky, que se tituló Los traficantes, de 1973.
Poco y plano lo que hizo Reynolds en este debut como director que cambia de tono narrativo cada media hora despistando al personal.
Pero, ya digo, Lauren Hutton muy maja.

No hay comentarios: