miércoles, 21 de septiembre de 2011

NICOLÁS: ¿VAMPIRO O GANCHO DE UNA CAMPAÑA DE PUBLICIDAD VIRAL? EL PELUCÓN ES LA CLAVE (NO, LA CALVA NO, LA CLAVE...)

Reunidos en cónclave esta tarde en mi casa Telly Chavalas, Naranja Bronson, mi hermano, mi hija y yo mismo para debatir -regando con cerveza unas patatas fritas y dos bolsas de panchitos- sobre el tema friki de la semana...
¿Es o no es Nicolás un vampiro a juzgar por la foto de un tipo de 1870 que se le parece notablemente y que otro tipo vende ahora por un millón de dólares que todavía no ha querido pagarle nadie?
Hemos llegado a la conclusión de que:
A/Todo es un montaje de publicidad viral cuyo objetivo es
B/ Promocionar la adaptación al cine de Abraham Lincoln cazavampiros

...o C/ Levantar la carrera de Nicolás.

Telly Chavalas se pregunta si en el caso de que sea verdad, cómo es posible que a Nicolás se le hubiera ocurrido llamar la atención reinventándose en un actor popular, con Oscar y todo en lugar de ocultarse y pasar desapercibido para ejercer el vampirismo con mayor tranquilidad… Luego se ha acordado del vampiro Lestat convirtiéndose en estrella del rock en La reina de los condenados y se nos ha quedado a todos cara de decir: ¡Uuuuups!

Naranja Bronson afirma que todo es un complot del pelucón de Nicolás, que finalmente ha cobrado vida, como los ordenadores de Terminator, y quiere conquistar el planeta sembrando los canales de información de gilipolladas (no anda desencaminado, hoy han hecho cobertura de esta capullada incluso en Antena 3, o sea que todo vale para marear la perdiz con la que nos está cayendo encima), pero se ha desestimado esa teoría, más que nada porque a la hora de formularla el amigo Naranja Bronson llevaba ya tres latas de cerveza y empezaba a tener serias dificultades para coordinar ideas y no hablar con lengua de trapo.
Yo he pagado las cervezas.
Mi hermano ha comprado las patatas.
Mi hija nos ha mirado a todos con suspicacia antes de afirmar, con su natural escepticismo de fémina: "No se parece tanto".

En el momento de escribir estas líneas el enigma se mantiene, pero sospechosamente en la foto el tipo que se parece a Nicolás no lleva Pelucón.

Si es publicidad viral, se vuelve a demostrar que las redes de información sirven también para desinformar, a tenor de la cantidad de medios de comunicación que se han hecho eco de este asunto.

Si es cierto, estamos jodidos. Hemos considerado la posibilidad de que el Pelucón sea algo así como los bichos que salen de los huevos de los aliens (ya me temía yo que tirarnos toda la semana viendo películas de la saga de Alien, Predator y Aliens contra Predators tenía que pasarnos factura tarde o temprano…): se pega a su huésped, lo posee por la calva y luego organiza estas historias en la red para cubrir sus huellas.

De hecho, hemos localizado varias fotos del Pelucón acosador en sus existencias anteriores, lo que abre la posibilidad de que el vampiro no sea Nicolás, sino su Pelucón…

Y la prueba definitiva: ¡el Pelucón poseyendo a Ron Perlman para acercarse a Sarah Connors!

No hay comentarios: