viernes, 9 de septiembre de 2011

LA FRAGILIDAD DE LAS MARIPOSAS Y EL BAILE EN LA BARRA

¡Joer, me está dando un chungo ahora mismo!
Me levanto tarde, porque en Madrid es fiesta y ayer estuve hasta las cuatro viendo películas y babeando como Homer Simpson delante de un donut mientras miraba a Ava Gardner en Soborno...
Enciendo el ordenador, pongo a Jefferson Starship en el cedé a la tercera (el mamón del bicho está hoy rebelde sin pausa, no quiere currar y me escupe el disco varias veces antes de que pueda convencerle de que no es jornada festiva para los electrodomésticos cabrones)...
Me dispongo a darle un poco a la tecla para adelantar curro de la semana que viene, ¡y lo primero que me tropiezo es una frase que me habla de la fauna y "la fragilidad de las mariposas"!
¡Hay que joderse!. Ya son ganas de ponernos el esputo poético por delante a la primera.
Menos mal que dos o tres páginas después me tropiezo con esta revista con un tema de portada ciertamente interesante. Uno de esos reportajes que me hubiera gustado escribir, por aquello de documentarme y hacer trabajo de campo y tal.
Así que dejo a los de la fauna con su fragilidad de las mariposas y me pongo a fantasear sobre el número de horas que habría tenido que estar viendo bailes en la barra para poder encontrar el sentido de la vida y el camino del reportaje, y encima cobrando.
Creo que tengo que replantearme mi especialización profesional... De momento voy a ver si encuentro la revista esta por los quioscos que frecuento, cuestión de ampliar conocimientos, que en este mundo con la crisis hay que saber de todo, y además parece ser que hay un campeonato de este asunto del pole dancing en Ucrania el 17 de septiembre, y una semana más tarde es el campeonato europeo, así que igual todavía llego a tiempo de convencer al editor de Acción para que me mande de corresponsal al asunto... (si es que a estas alturas el amigo Usero no se me ha adelantado).

1 comentario:

Jesús Usero dijo...

El amigo Usero llega tarde, como siempre. ¡Mecagüen!