miércoles, 3 de agosto de 2011

PASAJE PARA UN COCHE FÚNEBRE, por ANDRÉS PONS

PASAJE PARA UN COCHE FÚNEBRE

AÑO

1980


DURACIÓN

95 min.


PAÍS

EEUU

DIRECTOR George Bowers GUIÓN William Bleich (Idea: Mark Tenser) MÚSICA Webster Lewis FOTOGRAFÍA Mori Kawa REPARTO Trish Van Devere, Joseph Cotten, David Gautreaux, Donald Hotton, Med Flory, Donald Petrie, Christopher McDonald, Perry Lang, Fred Franklyn, Olive Dunbar, Al Hansen PRODUCTORA Marimark Productions GÉNERO Terror. Intriga. Thriller

SINOSIS:

Una mujer decide pasar el verano en la casa de su fallecida tía, en ella se verá atacada por un espíritu y la desconfianza de la gente del pueblo.

CRÍTICA:

Pequeño filme que tuvo cierta resonancia en su momento, incluso causaba auténtico pavor en el espectador de la época gracias a su atmosférica puesta en escena muy lograda en la decadente fotografía y una banda sonora que sin duda se acopla perfectamente a las fantasmales imágenes.

Es verdad que vista en la actualidad no ofrece grandes sobresaltos, no es el mismo tipo de público pues en los 80 se vivía todo de forma diferente y el público consumidor resultaba muy impresionable. Sin embargo la académica dirección de George Bowers más famoso en su trabajo como editor, ya que en la dirección este es sin duda su producto más destacable ya que después ofrecería verdaderos bodrios como aquel alucinante Remake afroamericano de la maravillosa “Cuerpo y alma”.

Aquí se rodea de un reparto acostumbrado a estas lides, Trish Van Devere venía de destacar con la notable “Al final de la escalera” o el veterano Joseph Cotten que poco después coprotagonizaría el pequeño clásico “The Survivor”. Actores bien ajustados en sus papeles, el citado coche fúnebre que crea una aureola especial cada vez que aparece son las principales bazas de un filme lento en su discurrir con un tono ascendente en la consecución terrorífica que explota en su tramo final. Entretenida aunque no envejeció demasiado bien.

Lo Mejor: Su atmósfera fantasmal.

Lo Peor: Algo lenta.

Un 6.

MINI-CRÍTICAS

AL FINAL DE LA ESCALERA: Un clásico que en la actualidad sigue asustando.

THE SURVIVOR: Simpática cinta de espíritus, de ella bebieron los guionistas de la saga “Destino Final”.

No hay comentarios: