jueves, 18 de agosto de 2011

MÚSICA DE CINE: TEMPLARIO (IRONCLAD), por JEZABEL MARTÍNEZ

“Templario (Ironclad)”.

Hoy voy a hablaros de la música de una película que pasará sin pena ni gloria, y con razón, sin embargo es una pena que por los fallos de la peli, se olvide también la banda sonora, que en algunas cosas me ha sorprendido para bien, así que paso a comentaros los aspectos más destacables de una banda sonora a ratos muy interesante, y que espero que disfrutéis.

El compositor seguramente os sea desconocido. Lorne Balfe es un compositor escocés de la factoría Hans Zimmer, de hecho ha sido su ayudante en varias películas, encargándose de la música adicional de Origen (peliculón y banda sonora magistral, tenéis la crítica en este mismo blog), Ángeles y Demonios, El Caballero Oscuro, Piratas del Caribe, El Código da Vinci y un lárgo etcétera.

Lo interesante es que cuando en Templario se le ha dejado volar en solitario, Balfe no se ha limitado a imitar el estilo Zimmer, sino que le ha dado un componente más intimista y europeo, con momentos épicos aunque lejos de la épica hipercomercial de Zimmer.

Con pocos instrumentos, y con el violín como protagonista indiscutible a lo largo de la película, se han creado temas como éste, con el que se abre la película:

(aunque en este caso la voz masculina recuerda también a otros temas de Zimmer, como la voz de Lisa Gerrard en Gladiator, etc.)

Pasamos a otro tema muy breve pero interesante, que comienza con un coro, luego se incorpora el violín y la orquesta in crescendo, y todo en poco más de un minuto:

Creo que este tema merecería más desarrollo, porque en un minuto apenas da tiempo, pero aún así es muy interesante.

Pasamos al que es uno de los mejores traces de la BSO, en el que se retoma el leitmotiv a cargo del violín solista con acompañamiento de orquesta y coro, de forma delicada e intimista:

Y para terminar, en el último tema se recuperan instrumentos medievales como la zanfona que nos acercan a un sonido puramente medieval, pero con un aire épico unido a la percusión, el violín, los coros finales… todo in crescendo hasta romper en un final muy especial:

Os recomiendo que escuchéis la banda sonora porque aunque la película sea malilla, esta música tiene momentos bastante buenos, y se merece una oportunidad. No dudo en que oiremos más de Lorne Balfe en el futuro.

El próximo día… BSO de El Origen de el planeta de los Simios.

1 comentario:

Guillermo dijo...

Gracias Jeza!No dejes de escribir!
Sin ti no me habría fijado en los temas que has posteado y q me han parecido lo mejor de ese truñaco de peli.
Besos! nos vemos!