miércoles, 3 de agosto de 2011

IRON MAN VERSUS FRANKENSTEIN: ¡FIGHT!; TEXAS E ISRAEL EN GUERRA; RICHARD BOONE Y UNA COMILONA VIKINGA, por TELLY CHAVALAS

A las buenas, esta semanita vengo con uno de esos encuentros de personajes tan extraños que se dan de vez en cuando en los cómics. Frankenstein contra Iron Man. Por la portada parece que el cabeza de lata va perdiendo pero es sólo un truco para que piquemos y compremos el número. El pobre Tony Stark las pasaba canutas en los años setenta. Se pasaba todo el tebeo buscando un enchufe cual yonqui de la electricidad. Y encima recibiendo de los malos. No sé como llegó vivo a los ochenta. No me extraña que en esa década se dedicara a darle a la priva. Creo que el apellido Stark es gafe... por lo del Juego de tronos y tal...

Lo siguiente es un librillo curioso, La guerra Texas-Israel, sobre un futuro apocalíptico. La verdad es que hace mucho que me lo leí pero por lo que recuerdo los protagonistas eran unos tanquistas israelíes que iban dando tumbos por unos Estados Unidos apocalípticos. El día menos pensado la vuelvo a leer, es una de las pocas cosas que no he perdido por el camino.

Luego tenemos una colección de cómics basada en la serie de televisión Have Gun, will Travel (en cristiano, Si "ties" pistola, viajas, o asín) protagonizada por el amigo Richard Boone al que pueden ver en la portada subido en una carreta y rifle en mano por si las moscas.

Por último ahí tienen ustedes un fotograma de Los vikingos. Estos si sabían divertirse. Es lo único que eché de menos en la peli de Thor, una comilona vikinga como Odín manda, con tios guarros echándose la cerveza en la barba, comiendo con las manos y rodeados de rubias pechugonas con coletas y bandejas llenas de jarras de "aguamiel". Esto si que es un botellón bien entendido, sí señor. Lo siento, no he podido pillar una foto con las rubias pechugonas, pero no se quejen no vaya a ser que Odín les fulmine.
Hala a cascarla.

1 comentario:

Miguel Juan Payán dijo...

Hombre Telly, ese libro de Guerra Texas-Israel me suena... ¡Te lo pasé yo! Igual te lo pido represtado para volver a leerlo...(prometo subirlo al montón de libros tuyos que tengo por leer con todo el cariño y devoción, incluyendo los de Warhammer 40.000). Recuerdo que el libro lo compré en la Cuesta de Moyano y después de leerlo acabé metiéndolo en alguno de nuestros intercambios salvajes de material... Te cambié unas cuantas novelas de ciencia ficción por un puñado de tebeos de Conan, o similar... Joder, ahora que lo pienso, siempre hemos sido unos puñeteros frikis... Si tuviéramos lema, como los de Juego de Tronos, el nuestro sería: ¡Que rule, que rule! y en el escudo tendríamos que poner una lata de cerveza del hiper, a 0,27 céntimos... aplastada...