domingo, 31 de julio de 2011

CUENTO DE NAVIDAD (1910) EN EL CINECLUB

Acabo de subir al Cineclub del blog (columna de la izquierda) una versión de Cuento de Navidad de Charles Dickens que produjo Edison en 1910. Es la tercera versión cinematográfica del asunto que se conoce. Como seguidor incondicional del personaje de Mr. Scrooge, me gusta especialmente esta versión, primero porque al manejarse sin diálogo, algunas de sus escenas son más contundentes. Por ejemplo cuando aparecen los familiares juerguistas al principo y los manda a hacer puñetas, o cuando aparecer ese espíritu de la Navidad con unas pintas de haber empinado el codo más de la cuenta y haberse travestido con pelucón y todo. Poco confiable parece el elemento en cuestión, pero desde un punto de vista meramente cinematográfico es curioso ver cómo se plasma el encuentro entre la literatura y el cine en torno a la idea de evocación del pasado, plasmación del presente y viaje al futuro, que es la inevitable muerte. Ese encuentro de la capacidad para evocar visualmente del cine echándole un pulso a la capacidad para evocar literariamente de la novela pueden dar pie a todo un debate sobre la participación del espectador en el relato. Se convierte así la película en un buen ejemplo o expresion de todo lo que une y separa a la literatura del cine, y viceversa, en un momento en que el cine, por ser silente, todavía retiene toda su capacidad de evocación a través de la imagen sin dejarse enredar por las palabras.

No hay comentarios: