viernes, 24 de junio de 2011

SANGRE SABIA: UNA CLAVE DEL CINE INDEPENDIENTE... CUANDO EL CINE INDEPENDIENTE TODAVÍA NO ERA NI MARCA NI NEGOCIO

Sobre la financiación de Sangre fácil, de los hermanos Coen.
Primero le ofrecieron el proyecto a los grandes estudios de Hollyood, que no dudaron en rechazarlo.
Luego consiguieron que los propietarios de una cadena de cines en Washington pusieran la pasta.
1,5 millones de coste.
3 millones de beneficio.
En el momento en que se rodó la película, 1985, los grandes estudios todavía no habían "descubierto" las ventajas de explotar el cine llamado "independiente". Quentin Tarantino no estrenó Reservoir Dogs hasta 1992.
La película no fue un gran éxito de recaudación, pero dados sus costes ciertamente modestos fue un éxito para los que invirtieron en ella, a pesar de una distibución escasa. No necesitaba hacer circular montones de copias por todas partes porque había costado cuatro duros.
A veces la modestia puede ser un poderoso aliado. Facilita mayor independencia creativa al mismo tiempo que abre puertas.
Y hablando de abrir puertas, recuerdo haber visto Sangre fácil en el Festival Internacional de Cine de Madrid Imagfic, donde conseguí asociado con José Luis López una de mis primeras acreditaciones de prensa.
Si la memoria no me falla, la proyección fue en el ya desaparecido cine Madrid.

No hay comentarios: