jueves, 30 de junio de 2011

RUTA INFERNAL, de Cy Enfield



Antes de rodar Zulú, el director Cy Enfield forjó otra interesante alianza con Stanley Baker en Ruta infernal, filmada en 1957 con un reparto como mínimo curioso en el que también estaban Herbert Lom, Peggy Cummins, Patrick McGoohan en un papel de villano ejemplar, David McCallum, el forense de la serie Navy, ejerciendo como hermano del protagonista, y un Sean Connery joven en papel secundario, además de la aparición de Jill Ireland, que sería la señora de McCallum antes de convertirse en la señora de Charles Bronson.

Baker interpreta a un tipo recién salido de la cárcel que busca trabajo exiliado de Londres en una empresa de transportes donde los camioneros se juegan la vida y compiten entre ellos para batir el récord del matón del grupo, interpretado por McGoohan. El convicto entra rápidamente en conflicto con el matón porque no traga con las reglas de sumisión impuestas por éste entre sus colegas. Y ya la tenemos liada parda.

La película es una variante de cine negro al estilo británico, con escenas de acción bastante curradas para la época, vertiginosos paseos por el recorrido que deben cumplir los camioneros, una ruta ciertamente infernal en la que estos hombres parecen jugar como niños en cada viaje. Todo ello, como el personaje central, queda sin embargo reforzado dramáticamente por un viaje a Londres que explica muchas cosas sobre el personaje de Stanley Baker, con el personaje de Tom, el hermano, y el enfrentamiento con la madre. Además, tenemos la parte de cine negro reforzada con la mujer fatal de turno.

Resumiendo: una enérgica forma de presentar la historia en una clave que tiene claves documentales, con un reparto que no tardaría mucho en abrirse paso en el cine internacional y conexiones con el tipo de cine que rodaba Howard Hawks sobre grupos de profesionales en situaciones de peligro, incluso con las dos féminas de rigor en la fórmula, la integrada en el mundo de los hombres y la que se mantiene al margen del mismo. De ahí que me recuerde mucho a Solo los ángeles tienen alas, filmada por Hawks en 1939.

Otros parentescos en los que situar Ruta infernal los encontramos en títulos como Mercado de ladrones, filmada en 1949 por Jules Dassin, El salario del miedo, que rodó en 1953 Henri-Georges Clouzot o Cien mil dólares al sol, dirigida por Henri Verneuil en 1964.

No hay comentarios: