miércoles, 15 de junio de 2011

¡LA MADRE QUE PARIÓ A LA MARIPOSA Y A LA TEORÍA DEL CAOS!

¡Hay que joderse! (no, no he escrito ¡Hay que jorobarse! Porque no tengo humor de ¡Hay que jorobarse!. Tengo humor de ¡Hay que joderse!).

El primer día de calor en Madrid. El primer día de tener que dormir con la ventana abierta y la persiana a media asta.

¡La primera siesta de la temporada!

¡Y se ponen a hacer una obra en el portal de la esquina a las 8:30 con reventamiento de acera y de los tímpanos del vecindario! ¡Y hacen segunda sesión de lo mismo a las 15:30!

Esto debe ser eso de la teoría del caos y las alas de la mariposa de los cojones batiendo en no sé dónde y maldito si me importa y provocando un vendaval en la otra punta del planeta.

Así las cosas, he cerrado la ventana, he bajado la persiana y me he vuelto a dormir, utilizando el lejano murmullo del martillo neumático como nana…

Pero eso sí, después de levantarme de la siesta, mientras escribo esto, les estoy aplicando una sesión intensiva del Killing Machine de Judas Priest. Por alegrar la tarde musicalmente, más que nada…

Y de paso dejo testimonio de por dónde me paso la teoría del caos y el batir de las alas de la mariposa con una escena de Diario de una camarera de Buñuel, película imprescindible, por cierto.

video

No hay comentarios: