viernes, 20 de mayo de 2011

EL HOMBRE-BOBO, OTRA VEZ EL MONSTRUO DE LA LAGUNA NEGRA, MUÑECO DE ALIEN Y LA TORDA, por TELLY CHAVALAS

A las buenas, una semanita más vengo con el saco lleno de frikadas. A ver, la primera otra portada de la revista Monsters of the Movies ("mostruos" de las pelis, en cristiano) en la que esta vez el protagonista es el hombre-bobo, perdón el hombre-lobo. Tiene toda la pinta de que es el amigo Lon Chaney hijo en el que se ha inspirado el ilustrador pero a lo mejor es el hombre-lobo de Pino Montano, que mencionaba Kiko Veneno en aquella magnífica canción Superhéroes de barrio. Yo recuerdo haber visto un ejemplar de esta revista en español publicado por la editorial Vértice, pero vaya usted a saber dónde estará. Lo siguiente es otro cómic en el que se ha colado mi anfibio amigo el Monstruo de la Laguna Negra. En esta ocasión en un cómic de la Charlton (una editorial de cómics, nada que ver con el amigo Heston) titulado Mysteries of Unexplored Worlds (Misterios de mundos inexplorados, en la actualmente defenestrada lengua de Cervantes). La cosa tiene miga, porque el extra que hace de "mostruo" le está echando la charla al científico de las gafitas, perilla y pipa en ristre. "Deje de emitir quejas científicas, esto es sólo un traje publicitario, ya sé que los monstruos marinos no existen", o así. Vamos que el científico es un moñas que se dedica a dar la chapa por los rodajes, como esos abuelos que van de obra en obra criticando. Lo que viene siendo un ente desfrikizador. Seguramente es el primero al que mi amigo anfibio va a destripar. O no, porque el cómic tenía el sello del comics code y con eso en la portada, ni tripas, ni vampiros, ni señoras de buen ver con poca ropa, ni ná de ná. Superhéroes en pijama y gracias. Lo siguiente es un "objeto de coleccionista", eufemismo empleado por los cuatro sacacuartos de turno para describir algo que vale más de cien "leuros" y que sólo cuatro frikis con pasta pueden comprarse. Bueno con pasta y sitio en casa donde exponerlo sin que los ácaros del polvo se lo coman por las patas. Un muñeco de la casa Sideshow Collectibles a escala 1/6 del marine colonial Hudson de la peli Aliens, personaje al que dio vida Bill Paxton. El muñeco, perdón, la figura de acción, viene con su casco y armadura, con el rifle de pulso, el detector de movimiento y hasta con la cámara. Vamos lo que viene siendo el hermano mayor del geyperman, un tipo que ya era bastante tocho cuando yo era chaval. Vamos que jugar con los madelmanes o airgamboys todavía, pero los cabrones de los geypermanes eran grandes y encima valían una pasta, con lo que lo de tener el helicóptero, el jeep o la tanqueta era poco menos que una utopía, por lo menos en mi barrio. Ahora también está chungo, porque son "objetos de coleccionista", lo que traducido significa que te van a meter un cuerno del quince. Eso sin contar que si apareces con ellos por casa y la parienta se entera del precio, te hace la vasectomía sin anestesia con el cuchillo jamonero. Así que si les apetece coleccionar cacharros nostálgicos de éstos ahorren, búsquense una parienta comprensiva y échenle mano a una vitrina para evitar el ataque de los ácaros del polvo. Por último, otro cómic, en esta ocasión un What If de la Marvel. Quécoñoeseso, dirán algunos. Pues nada una serie curiosa en la que se narraban historias alternativas (o historias imaginarias como las llamaban en DC) a la continuidad del universo Marvel en las que una pregunta daba la clave del tema, como en el caso que nos ocupa cuya pregunta era ¿Y si Jane Foster hubiera encontrado el martillo de Thor?. Pues eso que tendríamos un Thor que se ha hecho la operación de cambio de sexo. O así. También se ha cambiado el nombre, claro, y ahora se llama Thordis. Miedo me da pensar cómo hubieran traducido el nombre si se hubiera publicado en España. Ya lo veo en letras gigantescas, LA TORDA. Hay que decir, eso sí, que la imagen del dios del trueno mejora mucho. Me da en la nariz que la portada era obra del genial John Buscema. Bueno pues ahí se quedan con LA TORDA (caray soy incapaz de escribirlo en letras minúsculas).
Por Odín, vayan vuesas mercedes a cascarla.

No hay comentarios: