viernes, 29 de abril de 2011

EL LUCHADOR MANCO 2: EL MAESTRO DE LA GUILLOTINA VOLADORA, de Jimmy Wang Yu

Andaba yo rebuscando en cajones de un bebedero con el amigo Txetxu Usero cuando me tropecé con un título que buscaba desde hacía algún tiempo porque se me escapó vivo cuando salió de estreno en DVD: El luchador manco 2: el maestro de la guillotina voladora. Es la segunda entrega de las peripecias del luchador manco interpretado por Jimmy Wang Yu. Como en la primera, él mismo dirige y protagoniza, y como en la primera hay todo un festival de tortas de variados gustos y colores, además de ser un antecedente claro de los animes con torneos tipo Bola de Dragón, y de paso incluir en los enfrentamientos a algunos personajes ciertamente coloristas y exóticos, como, atención, hagan redoble de tambor para leer lo que sigue: ¡Elqueganasincuchillo! ¡Lanza Larga y Palo de Tres Secciones! (prescindamos de los chistes de cine porno caballeros), ¡El corajudo Li Seng! ¡El Boxeador Mono! ¡El luchador manco con puño de serpiente! (ojo, no confundir con el prota)… y por supuesto, el monje que maneja la Guillotina Voladora, que es algo así como una cosechadora automática de cabezas cortadas, muy práctica y funcional, que bien podría ser presentada en los programas ésos de ventas de madruagada en televisión: “Esta noche les presentamos la Guillotina Voladora. Una segadora de cuellos de primera calidad, con cuchillas fabricadas con los mejores materiales, fácil de usar, fácil de guardar y con una amplia gama de prestaciones. Multiusos y plegable, la Guillotina Voladora no puede faltar en su hogar. ¡Cómprela y le regalamos un alargador de pene, una tostadora, una sesión de tarot y un juego completo de cuchillos para cortar todo tipo de carnes! Además, si hace su pedido ahora, la Guillotina Voladora estará en su casa en tan solo 24 horas junto con todos estos productos y un cheque regalo de 100 euros. ¡No lo piense más! ¡No deje que pase un día más de su vida sin tener una Guillotina Voladora!”

Aquí debería ir un fundido encadenado con el maestro ciego que maneja la Guillotina Voladora diciendo su mejor frase en toda la película: “No me importa quien sea, mataré a todo hombre manco que encuentre”.

Inquietante. Casi tan inquietante como la otra gran frase de la película, pronunciada por el pregonero encargado de comentar los distintos duelos del torneo: “Ha perdido la vista, y eso le ha dejado sin defensa”.

Nos ha jodido mayo con sus flores.

Y no olvidemos al luchador hindú, un fulano capaz de alargar sus brazos para dar collejas a sus contrincantes a distancia y sin jugarse el físico.

Impagable.

Una joyita del cine de mazmorra que no puede faltar en la colección de un coleccionista de frikadas cinematográficas. No puedo explicar con palabras la sensación de satisfacción y realización plena que experimenté después de ver al villano descabezando una gallina y viendo a Jimmy Wang Yu explicar a sus alumnos ¡la técnica de volar!

Ahí fue cuando me dije: ¡macho, has pescado una auténtica joya para la colección de películas chungas!

Seré sincero, creo que la primera entrega de El luchador manco es mejor, pero con ésta me he reído mucho más y me parece más divertida. Está más adornada de frikis y aunque sea una copia descarada de los planteamientos argumentales de Operación Dragón, con el tema del torneo, los duelos y tal, casi me hace saltar las lágrimas en algunos momentos.

¡Ojo al acompañamiento de música y sonido, absolutamente prodigioso!

Como dice Wang Yu: ¡Esto es lo que quería enseñaros hoy! Recordadlo: con paciencia y constancia también podéis conseguirlo.

video

video

video

No hay comentarios: