jueves, 14 de abril de 2011

BLUTARSKY BELUSHI Y SU MANUAL PARA TRATAR CON LOS MOÑAZOMBIS

Hoy es jueves.
El jueves va antes del viernes.
El viernes es el último día laborable de la semana para un servidor.
Luego vienen ya las vacaciones de Semana Santa...
Hoy es un día para admirar la perspicacia crítica de Blutarsky Belushi en Desmadre a la americana.
Su capacidad para detectar a los moñas que nos rodean.
Es un día para hacer trizas las guitarras de los voceadores del sistema, los llorones caraflauta que nos alegran la vida con sus predicciones de catástrofe, los meapilas que se las tragan dobladas por miedo a molestar, los foreros que hablan sin saber de lo que hablan, los que andan tan bajos de autoestima que se la pone dura pedirte un justificante para cualquier gilipollez, la gente que habla a voces por el móvil en el metro y te jode los últimos cinco puñeteros minutos de lectura que te quedan antes de llegar al curro contándole a su amiga de qué color son las bragas que se han puesto esa mañana, los que opinan a la buena de Dios sin tener ni puñetera idea de qué cojones están hablando, los adictos al empujón en el bus sin provocación previa (y sin regalarte flores), los acojonados que se mean encima cuando ven algo nuevo o simplemente distinto a lo que les gusta a ellos, y en general todos los gilipollas que se sienten importantes, están encantados de conocerse y además creen haber inventado algo más grande que el papel para limpiarse el culo.
Es hora de romper guitarras, amigos.
(¡Coño, parezco Peter Finch en Network!)
Y eso que ni siquiera estoy mosqueado. Al contrario: estoy contento porque mi hocico detecta ya el aroma del ocio en el ambiente.
Ahi os dejo el manual Blutarsky Belushi para tratar las crisis moñazombis.

No hay comentarios: