sábado, 26 de marzo de 2011

LA ESTULTICIA SEGÚN ERASMO DE ROTTERDAM

Estoy leyendo estos días una edición de bolsillo del Elogio de la locura de Erasmo de Rotterdam para sobrevivir a una semana en la que me ha rodeado la estulticia por todas partes. Podría comentar algo sobre ello, pero implica intereses de otros y no es caso de jorobar al prójimo para quedarme a gusto por darle un cuarto al pregonero.
El caso es que leyendo el Elogio de la locura he confirmado que la estulticia que nos rodea no es algo nuevo. Incluso yo mismo convivo con ella cada día, me sale de dentro tanto como la veo en el exterior, en mi entorno más inmediato. Practico la estulticia tanto como la practican los que me rodean. Quizá la diferencia sea que yo me reconozco como estulto, y ellos no, pero estoy seguro de que eso no me libra del pecado. Muy al contrario: lo agrava, me hace más pecador de estulticia y con seguridad hará la penitencia por ser estulto más dura.
Pero, como digo, no es algo nuevo en nuestra civilización, sino simplemnte otra característica de nuestra especie.
Erasmo escribió Elogio de la locura para pasar el rato en sólo siete días, en 1509, y la obra se publicó en París en 1511. Sin embargo algunos de sus párrafos parecen haber sido publicados ayer mismo. Juzguen ustedes mismos y reflexionen si la cosa no suena a algo que acabemos de ver en televisión, en la escalera charlando con el vecino, en un campo de fútbol, o como consecuencia de nuestro trabajo:

"... pues el espíritu humano está hecho de tal manera que llega con más facilidad a la ficción que a la realidad.
Y si alguien quiere una prueba palpable de lo que acabo de decir, no tiene más que asomarse a una iglesia cuando se esté pronunciando un sermón y allí se dará cuenta de que, si se habla de algo tascendental y profundo, la gente bosteza, se aburre y acaba durmiéndose; pero si el clamador -perdón, quería decir el orador- comienza, como es frecuente, contando un cuento de viejas, todos se espabilan y atienden y siguen el sermón con un palmo de boca abierta..."

Yo suelo denominar a los clamadores con el cariñoso apelativo de pulpitócratas, adictos al púlpito, pero en el fondo es lo mismo.
Hoy vivimos, más aún con y en internet, y como digo me hago cargo de que yo también puedo caer y de hecho seguro que caigo en ese pecado ahora mismo, en un mundo donde hay más pulpitócratas, más clamadores, que oradores. Todos somos pulpitócratas y clamadores. Pocos pueden llamarse con orgullo verdaderos oradores... e incluso ellos ceden de vez en cuando a la tentación de columpiarse en el púlpito como simios recién bajados del árbol.
Pero pensando en que el texto lo escribió Erasmo en 1509, no cabe sino percatarse de que los defectos de nuestro mundo no son una novedad, sino viejos conocidos de las miserias y las glorias de nuestra torturada y torturadora especie.
En el fondo no hemos cambiado casi nada. Nuestros defectos siguen siendo los mismos, aunque me temo que algunas de nuestras virtudes se vayan ido quedando por el camino.
Yo por ejemplo he descubierto que esta semana me han quitado no poco cargamento de paciencia, virtud que tampoco me adornaba demasiado, y si a eso añadimos que siempre he sido bastante desconfiado con el prójimo, ni les cuento cómo he salido de esta curiosa experiencia.
Pero no me inquieto, porque esta noche me pienso meter un doblete de Piraña 3 (no, 3D no, 3, la tercera entrega de la saga original, que debe ser para salir corriendo), y Megapiraña, otra que tal como homenaje y traca final a toda la estulticia que he tragado esta semana. Hecho lo cual seguiré siendo igual de estulto, o incluso más, pero casi seguro que me habré echado una risas.

2 comentarios:

Kill James Cameron dijo...

Esta confirmado que James Cameron va a estrenar una pelicula de Erasmo de Rotterdam. Lleva escribiendo el guion 15 años y ahora tiene la oportunidad de rodarlo. Sera en 3D y Justin Timberlake suena para el papel principal

Van a rodar exteriores en burgos, asi que sera coproduccion española. Jorgue Sanz como Luis Vives?

Miguel Juan Payán dijo...

Bueno, hoy he comprado la edición especial de Abyss a 3 euros, así que creo que podré resistirlo y me iré concentrando para ello viendo los aliens submarinos del Cameron sorbiéndose los mocos.