sábado, 5 de marzo de 2011

ESCENAS GILIPOLLAS DE LA HISTORIA DEL CINE. HOY: PLUMERO ANTI-ÁCAROS CONTRA CACEROLO GARBANCERO

¡Dos armas letales!
Un plumero anti-ácaros.
Un perolo garbancero que puede servir también para cocer leche.
Dos guerreros.
Un duelo sin cuartel.
Atentos a la cara que pone la fémina cuando descubre su nueva arma letal: el perolo de latón.
Atentos al alarde de virtuosismo visual del director al mostrar el momento en el que ella le arrea a él un sublime cacerolazo en plena testera, aplicando la cámara lenta en plan Sam Peckimpah.
Y el desenlace del duelo, magistral momento para partirse la caja por etapas, mirando al buen señor con eso en la cabeza inentando encontrar la salida del garito para comerse una tortilla de aspirinas.
Inolvidable momento de El templo de Shaolin (1976).

1 comentario:

Hukog dijo...

Se estarán peleando, pero le ha dejado la casa como los chorros del oro. Ya no hacen plumeros ninjas como los de antes.