miércoles, 16 de marzo de 2011

CÓMO CASCAR NUECES EN LAS VENTANAS DE LA VECINA Y QUE ENCIMA TE INVITE A DESAYUNAR, POR CARLITOS BRONSON

El incombustible Carlitos Bronson sigue transmitiéndonos su sabiduría sobre las cosas que realmente importan en la vida y nos regala en esta ocasión un curso rápido como un relámpago sobre cómo ser un jeta, un caradura, un carota, y tener más morro que un oso hormiguero silbando El puente sobre el río Kwai.

En el primer vídeo la lección es: cómo pasear gratis y de paso mirar el paisaje (en francés, para que nadie diga que no domina los idiomas).

En el segundo vídeo nos enseña cómo desayunar con una chavala, cocinando o pagando ella, claro.

En el tercer vídeo nos instruye sobre cómo cascar nueces en la ventana del vecino.

Un maestro, este hombre.

Las tres imágenes son de la película El pasajero de la lluvia, dirigida por René Clément en 1970, con guión de Sébastien Japrisot y Lorenzo Ventavoli. Ojo que el primero de estos dos es un escritor interesante de novela policíaca francesa.

La recomiendo porque es una buena trama de intriga, con sus giros, y con una manera de mostrar a Bronson como mínimo curiosa. Una variante de cine policíaco bastante interesante, una especie de Alicia en el país de las violaciones y el asesinato, en lugar de en el país de las maravillas.






No hay comentarios: