miércoles, 15 de diciembre de 2010

LAKE MUNGO, por Andrés Pons


LAKE MUNGO

Género: Terror-Thriller País: Australia Duración: 89 mins Director: Joel Anderson Guion: Joel Anderson Reparto: Talia Zucker, Rosie Traynor, David Pledger, Martin Sharpe, Steve Jodrell, Tamara Donnellan, Scott Terrill

SINOPSIS

una joven de 16 años llamada Alice desapareció mientras nadaba en un lago. Las autoridades simplemente cierran el caso por muerte accidental, sin embargo unos hechos escalofriantes centrados en el interior de la vivienda familiar y alrededores.

CRÍTICA

Paranormal Activity rompe taquillas, se saca secuela igual de taquillera, hace del desconocido Oren Pelly una nueva estrella ampliando su economía hacia límites que ni el mismo podría prever. De las mismas características el debutante Joel Anderson rueda Lake Mungo con un reparto casi amateur donde sólo sobresale el joven Martin Sharpe visto en series como Lowdon. Anderson tampoco nada en la abundancia en lo que a experiencia se refiere, su único crédito anterior fue el cortometraje The Rotting Woman.

¿Porqué la comparación con Paranormal Activity? Muy sencillo, las dos utilizan el falso documental para la conducción de la narración. Una con un argumento de casa encantada, basada en la superficialidad capta la atención de Spielberg. Un nombre legendario detrás, gran campaña de marketing que da el resultado satisfactorio que todos conocemos. Lake Mungo no tiene un rey midas promocionándola, a pesar de su mayor envergadura dramática, grandes interpretaciones, estupendo guión firmado por Anderson, en una dirección ejemplar que sin adornos innecesarios construye una depurada muestra de horror familiar mezclado con intriga y drama. Las injusticias cinematográficas no atienden a calidad, Lake Mungo se pierde inexorablemente en festivales de segunda o en una pobre distribución en DVD.

El filme comienza mostrando una historia supuestamente real, donde una adolescente es hallada muerta en un lago. Sus siguientes minutos se centran en las diversas entrevistas a familiares descubriendo el dramático impacto que les produce la desafortunada desgracia en sus vidas. Siempre desde el estilo de falso documental se plantea una cinta de densidad dramática en sus primeros compases. Poco a poco se filtran apariciones, imágenes perturbadoras. Tal vez la chica no murió de un accidente, posiblemente tenía una doble vida que sus padres desconocían. A partir de un momento la película toma un giro inesperado y se conocen secretos ocultos de la víctima que ni siquiera imaginaríamos, de esta forma se eliminan ciertos clichés de varias películas de fantasmas y dotan a la película de cierta originalidad y personalidad que hasta ese momento carecía, nuestra percepción del filme cambia y hace subir más la intensidad de la trama y de los elementos sobrenaturales. La angustia hace presencia de forma pausada, un Increscendo logrado convincentemente en un montaje notable, al igual de eficiente en su conjunto técnico, sabiendo que se trata de un producto de mínima economía es doblemente meritorio.

Es cierto que algunas acciones son algo forzadas, cierta conducta del hermano no es creíble. Sin dudas escollos menores dentro de una obra ciertamente interesante, superior a otras similares e injustamente distribuida y olvidada que ojalá el tiempo ponga en su lugar.

Lo Mejor: Ese ambiente malsano que aumenta paulatinamente.

Lo Mejor: Ciertas incongruencias.

Un 8,5


No hay comentarios: