martes, 16 de noviembre de 2010

GALLETONES: ¡CUIDADO CON EL COCO!

Vale, no es un galletón propiamente dicho, pero el protagonista de este momento mítico se juega el físico y sale entero del asunto con mucho arte.
Nayland Smith escapa de una trampa que le tiende su archienemigo, el temible doctor Fu-Manchú, en La máscara de Fu-Manchú, de la que ya he hablado en este blog hace unas semanas. Insisto: la mejor película que se ha rodado sobre el personaje creado por Sax Rohmer.
Valga este entrañable momento como ejemplo de la manera en la que se juega algunas veces el físico el personal para darle más realismo a una película. Impresionante la manera en la que el buen hombre corre entre los cocodrilos, que no son de goma. Imagino que según corría se iba despidiendo de su físico de cintura para abajo.

video

3 comentarios:

Hukog dijo...

Miguel, me interesa mucho muchísimo ese tipo de escenas, donde los actores se exponen a peligros reales como la vida con la escepción de tener las cámaras delante. Podrías dar una listilla de pelis que hagan eso, por favor? Seguro que del tirón se te ocurren 10.

Miguel Juan Payán dijo...

¿Es por sadismo? Desconocía esta faceta de tu carácter...

Hukog dijo...

y solo es la punta del iceberg