lunes, 22 de noviembre de 2010

AMPHIBIOUS 3D, por ANDRÉS PONS


Esta semana el amigo Pons nos propone una de centollo gigante con el que se podía hacer un gran fiestorro marisquero en la Animal House de Desmadre a la americana. Ya me imagino yo a Blutarsky degustando las pinzas… naturalmente en solitario, como esa botella de whisky que se zampaba en el vídeo que postee ayer mismo.

Personalmente la bestia esta submarina me recuerda los célebres centollos malabares que aparecían en los tebeos de Ibáñez, especialmente los del Botones Sacarino, personaje al que le debo numerosas risas de mi infancia.

Volviendo a la película, promete ser un huracán de carcajadas a poco que se ponga uno a verla con sentido del humor. Ya lo advierte Pons en su crítica. Por cierto, observen la cara del amigo Michael Paré en la primera foto. Parece estar preguntándose a sí mismo: ¿Qué leches hago aquí? Lean, lean…

TÍTULO ORIGINAL
Amphibious 3D

AÑO
2010

DIRECTOR
Brian Yuzna

REPARTO
Michael Paré,Janna Fassaert,Francis Magee

NACIONALIDAD
USA

FECHA DE ESTRENO
2010

terror

holanda, indonesia, eeuu.

SINOPSIS

Una bióloga contrata un capitán de barco en pos de conseguir ayuda en su cometido de encontrar restos prehistóricos. Lo malo es que se encontraran con una criatura no muy amistosa en su recorrido.

CRÍTICA

Yuzna tras el cierre de su aventura española en la Fantastic Factory donde deparó infamias de la categoría de Fausto, Rotweiller entre otras. Lejos quedan sus dentistas o Society en la dirección o cuando se hizo cargo de la producción del clásico Reanimator que lanzará la carrera de su amigo Stuart Gordon. Mucho mejor director del que nos ocupa.

Intentando repetir la jugada llevada a cabo en nuestras fronteras en Indonesia, nos mete el 3D cuando en realidad son cuatro efectos mal elaborados en algún plano tridimensional. En el reparto prácticamente sólo una cara reconocible. El que fuera protagonista de “Calles De fuego” Ya llovió mucho de eso y desde entonces Michael Pare es un todoterreno en la serie z más zetosa. El realizador nos inculca una serie de tópicos en un argumento mil veces visto, vanagloriándose de recuperar una Monster-Movie de los 80 con la tridimensionalidad de nuestros tiempos.

Lo malo es lo que en realidad depara, un monstruo digital horrorosamente orquestado, repetición de los mismos planos. No sé cuántas veces llegamos a ver levantarse las maderas del suelo al desplazarse éste por debajo de ellas en un recurso de presupuesto ínfimo, por tanto los ataques carecen de empaque o una mínima espectacularidad. Sin duda la máxima aspiración es recuperar unos gastos pequeños para seguir deparando espectáculos que podrían equipararse a lo ofrecido por Asylum y derivadas producciones. Una pena pues yuzna en sus principios acaparó algunos meritos. Si no te la tomas en serio puedes echarte alguna risa, mejor ni hablar de unas interpretaciones casi amateurs.

Lo Mejor: Humor involuntario.

Lo Peor: Todo.

Un 2.

No hay comentarios: